Cuidado de la piel: el órgano más grande de tu cuerpo.

Pues sí, la piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo. De hecho entre el 15 y el 20% de nuestro peso viene de la piel. En fin, tras esta curiosidad que solamente es un dato de esos que no sirven de nada, salvo ganar una tarjeta en Trivial Pursuit, vamos a lo importante.

Fotografía de Shiny Diamond

Seis productos que son necesarios para el cuidado de la piel.

Lo sé, lo sé, hay una amplia variedad de productos para el cuidado de la piel disponibles en el mercado. Al elegir productos para cuidar la piel, es importante considerar tu tipo de piel, necesidades y objetivos específicos. Aquí te dejo una lista de algunos productos comunes que pueden ser útiles para el cuidado de la pie. He escogido productos económicos por una razón: existe poca evidencia científica a favor o en contra de usar tal o cual producto. Vamos a ello.

    • Limpiador facial: Un limpiador facial es esencial para eliminar la suciedad, el maquillaje y el exceso de grasa de la piel. Te recomiendo utilizar un limpiador suave que no elimine la hidratación natural de la piel.

    • Tónico facial: Un tónico facial ayuda a equilibrar el pH de la piel y a prepararla para la aplicación de otros productos. Los tónicos también pueden proporcionar hidratación y reducir la apariencia de los poros. Ojo, digo reducir la apariencia, no digo eliminarlos. ¿Por qué? Pues porque es imposible eliminar el poro. No te dejes engañar: puedes reducir su tamaño, pero no eliminarlo.

    • Hidratante: Un buen hidratante es fundamental para mantener la piel suave y flexible. Los hidratantes pueden ayudar a prevenir la sequedad y las arrugas.

    • Protector solar: La protección solar es esencial para prevenir el daño causado por los rayos UV. Los protectores solares con un factor de protección solar (FPS) de 30 o más son ideales.

    • Exfoliante: Un exfoliante ayuda a eliminar las células muertas de la piel, lo que puede mejorar la apariencia de la piel. Te recomiendo utilizar un exfoliante suave y no hacerlo con demasiada frecuencia. ¿Cuándo hacerlo? Si tienes la piel grasa, una vez a la semana, de lo contrario, una vez cada quince días.

  • Mascarilla facial: Las mascarillas faciales pueden proporcionar una variedad de beneficios para la piel, como hidratación, luminosidad y reducción del enrojecimiento. Hay muchas opciones disponibles, desde mascarillas de arcilla hasta mascarillas de hoja.

Como verás, un buen cuidado de tu piel no está reñido con un precio adecuado a los tiempos que nos ha tocado vivir. ¿Y tú? ¿Usas algún producto más? ¡Cuéntame!