El retinol: habla la doctora Natividad Cano.

Os traigo un excelente artículo de la doctora Natividad Cano, una especialista en el uso del retinol que nos cuenta cómo usar este extraordinario producto.

Limpia bien tu piel

a. Limpiar con un exfoliante físico por la mañana, que me permita retirar TODOS los restos celulares de la noche tras el efecto del retinol.

b. Limpiar con un exfoliante químico por la noche , que me permita retirar el maquillaje, limpiar la piel, sin agredirla, solo disolver la suciedad de todo el día

 

No apliques el retinol en el párpado, la piel del párpado superior e inferior es la piel más fina del cuerpo, junto con la piel del escroto, en los hombres.

Esto hace que cualquier sustancia mínimamente irritante que se aplique, o que se deposite en la piel del párpado lo irrite con mucha facilidad provocando incluso edema en los casos más severos, no solo color rojo, sequedad o sensación de quemazón

No apliques el retinol en el cuello, pasa algo parecido al párpado y con facilidad tienen lugar verdaderos eccemas irritativos de contacto que solo se resolverán con la aplicación de corticoide tópico durante varios días

No apliques el retinol en la zona alrededor de los labios ni en la semimucosa labial, esta zona tiene tendencia a la irritación, a la dermatitis, tanto que incluso hay una patología descrita como dermatitis perioral, una prima hermana de la rosácea que se relaciona con distintas agresiones externas, ¡entre ellas la pasta de dientes!

✅ Puedes, y digo bien, puedes mejorar la respuesta de tu piel al retinol, con la aplicación de factores de crecimiento hidratantes, capaces de regenerar la piel. Los factores de crecimiento estimulan a la célula y la hacen autosuficiente para que pueda segregar las sustancias que necesite. Hay distintos tipos de factores de crecimiento, con diferentes funciones, pero en nuestro caso queremos favorecer la regeneración de la piel sin alterar la acción del retinol, puesto que quiero que ambos, factores de crecimiento y retinol tengan sinergia.